El desconocimiento sobre el Covid-19 llena de dudas a los pacientes, aunque los expertos aseguran que no existe evidencia científica que avale que haya más riesgo de contagio por usar lentes de contacto.

Relación entre Covid-19 y la salud visual.

Ante el desconocimiento que suscita esta nueva enfermedad, cabe preguntar a los expertos.

“Hasta la fecha no se ha referenciado en ningún estudio el efecto del coronavirus sobre la visión”, asegura Gonzalo Carracedo, vicedecano de Clínica de la Facultad de Óptica y Optometría de la Universidad Complutense de Madrid.

Sin embargo, tal y como Carracedo apunta “existen algunos estudios que han descrito la presencia de conjuntivitis en un porcentaje muy bajo de pacientes contagiados por coronavirus.

Esto ha dado lugar al planteamiento de que el Covid-19 se pueda transmitir también por la mucosa ocular, aunque los informes que se han realizado hasta la fecha no han encontrado datos concluyentes al respecto”.

¿Es seguro usar lentes de contacto?

César Villa, profesor del Departamento de Farmacia, Biotecnología y Óptica y Optometría de la Universidad Europea de Madrid (UEM) es contundente al afirmar que “no hay evidencias hasta la fecha de que las personas sanas deban evitar el uso de lentes de contacto, o que los usuarios de lentes de contacto se encuentren en mayor riesgo de contraer una infección por coronavirus en comparación con quienes usan gafas. Asimismo, no hay evidencia que sugiera una correlación entre el uso de lentes de contacto y la propagación de Covid-19 o una infección por coronavirus relacionada con el uso de lentes de contacto”.

¿Mejor usar lentillas diarias?

Villa también es claro: “no hay argumentos que sugieran que unos materiales de lentes de contacto sean más peligrosos que otros en relación a este asunto y que por ello, o por otra causa, se deban de utilizar lentes de contacto de uso diario en todos los casos. Tampoco existen motivos para cambiar las instrucciones de empleo de los sistemas de desinfección como el peróxido de hidrógeno recomendadas por los fabricantes”.

Confinamiento, un reto para nuestra visión.

Gonzalo Carracedo aconseja “limitar las horas de uso de pantalla digitales de pequeño tamaño que necesariamente tenemos que utilizar en distancia próxima y que los juegos fueran visualizados en pantalla de televisión a una distancia de tres o cuatro metros. Por otro lado, resulta recomendable el uso de lágrimas artificiales, humidificadores y mirar por la ventana a lo lejos varias veces al día para minimizar la irritación y sequedad ocular”.

Una sencilla regla conocida como 20/20/20 puede ayudarnos. Consiste en que después de 20 minutos de trabajo con el ordenador (o dispositivo digital en visión de cerca) levantemos la mirada durante 20 segundos para que nuestra visión se relaje. Lo ideal sería que en esos 20 segundos miráramos a una distancia de 6 metros (20 pies) o superior”.

Muchas gracias por leernos y ante cualquier duda podéis contactar con nosotros.

www.opticaudiogamonal.com

Miguel Barranco. Director Técnico de ÓPTIC-AUDIO GAMONAL.

Fuente: Gaceta de Optometría.